dietcokeporfavor:

Mi mama no me pudo enseñar matemáticas ni literatura, pero fue ella quien me dio la lección más importante de la vida: no importa cuanto lloras la noche anterior, la día siguiente vendrá de todos modos, y tu seguirás con tu rumbo. Si hay que llorar cada noche para enfrentar el día siguiente, pues hazlo pero no te olvides de que el sol llego sin falta la mañana siguiente tal como tu seguirás seguramente.
-Margarita Lugo

"Piensa, cree, sueña y atrévete.": Walter Elías Disney